Un piloto de BMX marcó un nuevo record al realizar la triple voltereta

Junio 1, 2011

Jed Mildon, el piloto de BMX de Nueva Zelanda, ha hecho historia en los deportes de acción al realizar el primer Triple Backflip del mundo y aterrizar en el Unit T3 Mindtricks BMX Jam de Taupo, Nueva Zelanda.

Mildon, de 24 años, llevó a cabo tres rotaciones perfectas durante el show de BMX de asistencia gratuita celebrado en su ciudad natal el pasado sábado.

En la prueba estaba presente un representante del Libro Guinness de los Récords Mundiales, quien aprobó la revolucionaria pirueta que seguro hará temblar la industria de los deportes de acción de dos ruedas.

“Se trata de un resultado perfecto a tres meses intensos de práctica y formación para disfrutar de este momento”, afirmó un emocionado Mildon.

“El impacto y las implicaciones aún no se han dado a conocer, pero estoy muy contento por el hecho de haber conseguido algo que parecía imposible y por convertir un sueño en realidad”. “Aterrizar con las dos ruedas en la rampa de descenso fue la sensación más impresionante del mundo”, agrego Mildon

Unit T3 Mindtricks BMX Jam en Taupo se celebró en un parquet de ocio público, con Mildon realizando un salto en una rampa de 20 metros (66 pies) de altura enorme dentro de una ladera que seguía a un impulsor enorme de 3,6 metros (11 pies), sirviendo para conseguir el aterrizaje de Jed previsto en Mega-Megabox.

El fundador de Unit, Paul Everest, felicitó a Mildon por su extraordinaria hazaña.

“Jed ha demostrado ser uno de los mejores pilotos de BMX, y le felicitamos por tener el impulso y capacidad de cambiar la cara de los deportes de acción”.

Se estima que unas 2.000 personas y algunos de los mejores pilotos de BMX de Nueva Zelanda se reunieron en el Spa Park para llevar a cabo la celebración de la Unit T2 Mindtricks BMX Jam y ser testigos del logro histórico de Mildon.

Mildon también intentó el primer Double Backflip Tailwhip del mundo tras su exitoso Triple, pero no logró aterrizar. Salió del paso sin un rasguño.

Federer buscará romper el invicto de Djokovic

Junio 1, 2011

“Estar en las semifinales es para mí un placer, es un súper torneo”, dijo Roger Federer tras imponerse por 6-4, 6-3 y 7-6 (7-3) al local Monfils, décimo quinto de la clasificación y último sobreviviente de legión en la capital francesa. El ex número uno, en dos horas y 34 minutos de juego, advirtió que aún está vigente.

Campeón del certamen en 2009, el “Expreso Suizo” se medirá contra un hombre que no pierde desde el 27 de noviembre de 2010 y acumula 43 victorias consecutivas, pero no pierde sus ilusiones de acabar con el invicto y regresar a la final del Grand Slam parisino.

“No sé si será una semifinal explosiva”, dijo Federer con una sonrisa tímida, tras su quinta victoria consecutiva en el torneo sin ceder sets.

Será el duelo número 23 entre ambos, con 13-9 para el de Basilea, aunque el de Belgrado ha ganado los tres que han mantenido este año. Djokovic ya está en esa instancia desde el lunes, cuando su rival Fabio Fognini anunció el retiro por lesión.

La del tenista italiano fue la primera incomparecencia de un jugador en los cuartos de un Grand Slam desde que el sueco Stefan Edberg no saltó a la pista contra el austríaco Thomas Muster en el Abierto de Australia de 1989.

Shaquille O’Neal confirmó su retiro

Junio 1, 2011

“Me retiro”, publicó este miércoles Shaquille O’Neal a través de su cuenta en la red social Twitter, e incluyó un link a un video. “Lo hicimos. Diecinueve años, baby. Les agradezco mucho”. Además, tuvo un gesto para sus fanáticos: “Por eso se los digo primero. Me estoy por retirar. Los amo. Hablamos pronto”, concluyó.

Firmó con Boston Celtics a mediados del 2010 con la intención de unirse al veterano núcleo conformado por Pierce, Allen y Garnett para sumar otro título a su carrera. Tenía la intención de vencer en las finales a su enemigo Kobe Bryant y a los imbatibles Lakers, equipo que supo liderar a un tricampeonato (2000, 2001 y 2002). Pero todos sus objetivos se diluyeron de la peor manera en los playoffs.

Sus fantasías quedaron en un sueño. Los años y, particularmente, el poco cuidado que tuvo de su físico en gran parte de su carrera le pasaron factura. O’Neal solamente pudo jugar 37 partidos de la temporada y sólo 12 minutos de playoffs. Finalmente, ni Boston ni Los Ángeles terminarían llegando a las finales de la Conferencia.

“Shaq es uno de los jugadores más dominantes de nuestro tiempo, sólo él sabe cuánto más va a jugar, pero nunca podrás quitarle nada de lo que ha logrado, como un campeón. Es una leyenda viviente”, opinó Dwayne Wade, con quien O’Neal se unió en 2006 para darle el título a Miami Heat.

Con 39 años y más de 1.400 partidos jugados, habría llegado el momento del retiro y un nuevo salto hacia Holywood: un futuro en la TV -como analista- o como actor de cine, dos de sus hobbies preferidos. En la NBA, quedará marcado como uno de los mejores jugadores de la historia y como una de las figuras más carismáticas.