El piloto de Fórmula 1, Nico Rosberg, protagonizó un insólito incidente en Dubai.

Noviembre 21, 2010

Los que parecían ser unos días de placer en las paradisíacas playas de los Emiratos Árabes Unidos, terminaron siendo una “pesadilla” para quien es compañero de Michael Schumacher en Mercedes. Junto a su novia, el alemán presentó sus documentos en la recepción del hotel, pero con una foto bastante particular. Allí estaba la cara de la cantante Britney Spears. Al darse cuenta de la “broma”, Nico no supo qué hacer y tampoco supo dar una explicación.

“La recepcionista estaba sorprendida cuando vio el documento. Alguien pegó a Britney en mi pasaporte. No tengo idea de quién pudo haber sido, aunque sospecho que haya sido algún amigo”, publicó el piloto en su cuenta de Twitter, donde también colgó la foto.

Al parecer, a Rosberg lo apodan “Britney” desde que defendía la escudería Williams, sobrenombre que no le agrada mucho. “Me dicen que me parezco mucho a ella y hasta llegaron a tildarme de antipático y engreído”, dijo enojado.

Lo del pasaporte sucedió días después de haber pasado unas horas en una comisaría. Después del Gran Premio de Abu Dhabi, donde quedó cuarto en la clasificación, fue detenido por manejar sin licencia. Para su suerte, su papá corrió a su rescate.

El púgil argentino envió a Williams a la lona del cuadrilátero cuando se llevaba 1:10 minutos del segundo asalto de la pelea revancha programada a 12 ·

Noviembre 21, 2010

El púgil argentino Sergio “Maravilla” Martínez, con un gancho de izquierda demoledor, dejó fuera de combate en el segundo asalto al estadounidense Paul Williams para retener el título de campeón del peso mediano, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Martínez, de 35 años, envió a Williams a la lona del cuadrilátero cuando se llevaba 1:10 minutos del segundo asalto de la pelea revancha programada a 12 y que se celebró en el Boardwalk Hall, de Atlantic City (Nueva Jersey). El púgil argentino hizo honor a su apodo de “Maravilla” porque logró sin discusión el fuera de combate más espectacular del año que lo convierte en uno de los máximos aspirantes a ser el boxeador del 2010.

Martínez, que hacía su primera defensa del título que le ganó al estadounidense Kelly Pavlik, el pasado abril, no dio ninguna opción a Williams, que en diciembre del 2009 le había ganado por decisión dividida en 12 asaltos. Un resultado que no gustó a Martínez porque pensó que por lo menos la pelea tendría que haber sido declarado combate nulo.

Esta vez, Martínez, que dejó su foja en 46-2-2, 25 triunfos por la vía rápida, despejó todas las dudas que es el gran campeón para colocarse a la altura de las figuras como el filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Floyd Mayweather Jr.

Martínez, que ya en el primer asalto había entrado en la guardia de Williams, con mayor altura y brazos largos, nada más salir en el segundo confirmó que traía dinamita en su mano izquierda y lo destrozó con un golpe seco y demoledor al rostro del púgil estadounidense. Williams, que se quedó con marca de 39-2-0 y 27 triunfos conseguidos por la vía rápida, necesitó durante varios minutos de sus cuidadores para recuperarse, aunque siempre estuvo consciente en la lona del cuadrilátero.

Un futuro de lo más prometedor
El futuro de Martínez puede ser brillante si alguna de las grandes estrellas como Pacquiao y Mayweather Jr. quieren enfrentarse a él, algo que de momento no será posible después de ver el efecto destructor que tienen sus puños.

Precisamente, Williams no quería en principio aceptar la pelea revancha con Martínez, y sólo lo hizo después que Pacquiao y Mayweather Jr. tampoco quisieron enfrentarse a él por ser un púgil más alto y de mayor envergadura que ellos. Martínez no tuvo ningún inconveniente en enfrentarse y confirmó que es uno de los grandes púgiles que hay actualmente en el mundo del boxeo

Comienza el Master de Tennis 2010

Noviembre 21, 2010

Roger Federer se ha impuesto al español David Ferrer en el segundo partido de la Copa Masters que se está celebrando en Londres entre los ocho mejores jugadores del año por 6-1 y 6-4, después de un choque en el que el número siete del mundo fue de menos a más.

El segundo duelo del grupo B se planteaba, en principio, bastante desigualado, ya que en los diez enfrentamientos anteriores entre ambos, incluida la final del Masters en 2007, Ferrer nunca había ganado a Federer. Además, el suizo llegaba a Londres como uno de los favoritos para levantar por quinta vez este título, mientras que el español había conseguido el pase a última hora.

Arranque fulgurante y ralentí del suizo
Federer comenzó el partido bastante enchufado y en apenas 15 minutos le había infringido al de Jávea un duro 4-0. Ferrer, por su parte, se vio contagiado del ritmo acelerado del partido y cometió más errores de lo normal. No fue hasta el quinto juego cuando rompió el servicio al suizo y empezó a encontrar su juego, madurando más los puntos.

El segundo set empezó bien para el valenciano, que a pesar del castigo recibido nunca bajó los brazos y ganó por primera vez su saque. Esta segunda manga nada tuvo que ver con la primera y Ferrer hizo esforzarse al número dos del mundo en cada punto.

Aún así, el de Basilea marcó la diferencia a la hora de compensar errores, tiró de servicio para enmendar problemas e impuso su clase para acabar ganado el partido por 6-1 y 6-4.